Vistas de página en total

lunes, 23 de mayo de 2022

Mi primer café en alemán y ¡¡me entienden!!

Durante una semana nos vamos a Stuttgart con una beca Erasmus. Este viaje ha sido organizado por la EOI de Alcalá de Henares y con la VHS (Volkshochschule) de Stuttgart. Todos los elegidos estamos contentos y emocionados con la oportunidad que se nos brinda.

Domingo 1 de Mayo

Quedamos en el aeropuerto de Barajas donde cogemos un avión de la compañía Lufthansa que nos llevará hasta Frankfurt, después cogeremos un tren hasta Stuttgart. Hasta ahora hemos tenido contacto a través de un grupo de whatsapp, pero no nos conocíamos más que de reuniones telemáticas. Nos hemos puesto cara en el aeropuerto. Dos horas y media de vuelo y otra de tren, y llegamos a nuestro destino. Nos alojamos en un hostel (Alex 30) donde voy a compartir un apartamento con otras cinco compañeras. Tenemos un pequeño balcón con unas buenas vistas, también frigorífico y cocina. Es bastante agradable.
Stuttgart es un sitio muy tranquilo en domingo como podemos comprobar. Apenas hay gente por la calle y se puede pasear. Ubicamos la escuela y paseamos tranquilamente por la ciudad. El tiempo nos recibe maravillosamente, hace sol y la temperatura es agradable, a pesar de las previsiones de lluvia... Empezamos con buen pie.

Lunes 2 de Mayo

Hemos quedado para ir todo el grupo a la VHS y concretar nuestras clases con la coordinadora. Se llama Andrea y es una persona muy agradable; aunque después de dos horas con ella nos empezamos a dar cuenta de que nuestras clases no están organizadas de antemano y aunque ella está haciendo un esfuerzo por hacerlo sobre la marcha, se debería haber planificado y hablado con los profesores antes. (Esto no nos hubiera pasado aquí en España. Lo digo porque deberíamos sentirnos orgullosos de nuestra organización) ;)
La VHS tiene varios edificios en distintas partes de la región. Se dan clases de muchos idiomas además de cocina, yoga y otros deportes. El edificio principal es muy peculiar y laberíntico y las instalaciones son buenas.

Ese mismo día Andrea nos lleva a dar un paseo por Stuttgart y visitamos la biblioteca que es un sitio emblemático de la ciudad, debido a su gran capacidad y su forma automática de almacenamiento.
Por la tarde empezamos las clases. Yo tengo dos clases diferentes de inglés. En la primera es conversación nivel C1. El profesor nos da la bienvenida y acabamos hablando sobre España y Alemania. Después tengo otra clase de inglés con otra profesora. Esta clase está más centrada en la gramática. En el texto propuesto aprendemos la expresión "He has come from the cold" que yo no conocía, y refresco otras. Hostel y cama. Ha sido un día muy largo.


Martes 3 de Mayo

Nos levantamos pronto. Hoy empezamos con las clases de alemán A1. Primer contacto para mí con el idioma... El nivel es bajo, pero los alumnos en general llevan viviendo unos seis meses en Alemania por lo que entienden mucho más que yo. Bueno hoy hemos aprendido a decir patatas, tomates, peras y alguna palabra más para defendernos un poco en el super.
A mediodía hicimos un poco de turismo gastronómico y fuimos a comer a una taberna de comida alemana típica que se llama "Taberquelle". La carta contiene platos como Schwäbischer, Zwiebelrostbraten, Schnitzel mit Pommes, Original Wiener Schnitzel... Después de comer tengo clase de español online y aunque no nos da tiempo hacer nuestras presentaciones, al menos les dejamos el link por si quieren consultarlas en el padlet.


Miércoles 4 de Mayo

Volvemos a tener clase intensiva de alemán. Esta vez la profesora es otra persona diferente a la de ayer. Con mucho interés ambas, procuran que acabemos defendiéndonos en alemán. Lo consiguen. Al bajar a la cafetería en el descanso pido mi primer café en alemán y ¡¡me entienden!!

Por la tarde como nos han explicado cogemos un tren para asistir a clase de francés. Voy con mi compañera Gabrielle. El edificio de la VHS es fácil de encontrar aunque la profesora no está muy contenta con nuestra presencia..., no sabemos si porque la han avisado tarde o porque no hablamos alemán. Bueno de todas formas la clase es bastante amena, porque es casi todo conversación y al final nos pone una canción de Carla Bruni "Quelqu'un m'a dit ". Y tenemos la letra fotocopiada para poderla seguir.


Jueves 5 de Mayo

Hoy tenemos una cita con Andrea después de las clases de alemán para visitar los viñedos
que se encuentran próximos a la ciudad. Es interesante ya que se encuentran a las faldas de
los pequeños montes que rodean Stuttgart y algunos de ellos muy cerca o entre los edificios. Después visitamos el museo Mercedes-Benz, orgullo de la ciudad. Es muy interesante ver la evolución del motor de los automóviles y de cómo evolucionaron desde la bicicleta hasta el momento actual. De hecho, podemos ver algún prototipo basado en una pila de hidrógeno de momento inviable, pero crucemos los dedos para que podamos sustituir por esta energía tan abundante en la Tierra, porque al petróleo le quedan los días contados...


Viernes 6 de Mayo

La mayoría de nosotros no tiene clase hoy. Hemos preparado una excursión a Tübingen. Es un pueblo que se salvó del bombardeo de la Segunda Guerra Mundial por lo que nos parece interesante conocerlo. Visitamos entre otras cosas, la Iglesia de Santiago, parada del Camino de Santiago Europeo, y efectivamente observamos que hay un albergue de peregrinos al lado. La plaza del Mercado dónde encontramos un edificio construido en 1435 con entramado de madera que se utilizaba como mercado y sede del Tribunal de Justicia y que tiene un reloj astronómico del año 1511. Visitamos también el castillo de Höhentübingen, del Renacimiento. Finalizamos tomando un refrigerio a orillas del río Neckar que baña este pintoresco pueblo y observamos las casas que son típicamente alemanas.
Volvemos en tren a Stuttgart porque hemos quedado con alumnos estudiantes de español que se supone que nos van a enseñar otros sitios emblemáticos de la ciudad. Sin embargo, cuando llegamos Gustavo (el profesor que nos acompaña) nos informa de que no hay nadie esperándonos y que no van a venir. Nos sentimos decepcionados...


Sábado 7 de Mayo

Hechas las maletas del día anterior salimos temprano para Frankfurt. Nos proponemos visitar
la ciudad antes de que salga nuestro vuelo. Paseamos por su centro histórico alrededor de la plaza Römerberg. Me sorprende la parte moderna llamada 'Mainhattan', porque el río que atraviesa la ciudad es el Main y esta parte es el centro financiero de Frankfurt, dónde se encuentra entre otros la sede del Banco Europeo. Hacemos alguna compra. Nos vamos a casa. ¡Una pena! Todos coincidimos en que nos falta tiempo. Os recomiendo la experiencia. Ha sido muy interesante e instructiva.


viernes, 20 de mayo de 2022

A week in Stuttgart, Germany

Typisches Frühstück

People say good shoes take you to good places. Throughout the duration of the Erasmus+ Mobility Program, I’ve lived in my sturdy black boots as they discovered the flourishing and charming streets of Stuttgart, Germany. Along with my classmates from the Escuela Oficial de Idiomas (Alcalá de Henares), we joined students from the Volkshochschule (VHS) in their language classes. With almost 900 centers, VHS provides adult education through language, computer, politics, art, dance, and cooking classes, among others. Despite not knowing a lick of German, I may have learned a word or two along the way.

In this blog post, I’ll take you through class halls, kind faces, delectable food, significant places, and the lessons I’ve learned along the way.


Milchkaffee


Volkshochschule
After all, it’s coffee first (with milk, always) and then the world. Andrea took us to VHS’ cafe and gave us a tour of the school after introductions. Classes can be seen on the right side as panels display the courses, hours, and room numbers for each. The design of the building is quite unique, and the most interesting fact about it for me was how the first set of stairs from the door leads straight from the ground floor to the second floor, not the first one. Andrea states that this was because the designer meant to mimic the learning process, which was not a straight line.

Despite the learning process not being a straight one, it is definitely a fun one. I had two classes that Monday, a Spanish (B2) class and an English (B2) class. Being a Spanish student (B1) at EOI Alcala de Henares, I enjoyed this class a lot. I sat with two other schoolmates, Laura and Zaki, in front and we were interviewed by the students. This class focused more on speaking, which I appreciated greatly (as I had great difficulty in this area) and I worked with Elke, a German student studying Spanish, for a pair activity. We had to create a story using nouns, verbs, and adjectives on the board. Elke mentioned she had been to Manila quite a few times as a flight attendant for work and she loved the city, which made me feel wonderful. I enjoyed this class so much, and dare I say that it’s my favorite one. A funny story about this class: I was asked which food was my favorite and I chose a dessert from my homeland, the Philippines, which is called “halo-halo.” Imagine how I felt mid-sentence when the German students exclaimed, “Halo! Halo!”

For my English class that same afternoon, I went with Conchi and the class dealt with a selection on billionaires and the Giving Pledge. It was a relatively small class and we had a lot more interactions due to this.

I also liked how the teacher explained keywords in the essay before proceeding and asked comprehension questions per paragraph. We discussed what we would do if we were billionaires and which causes we would donate to. Being a student from a developing country and a teacher in a developed one, I discussed my view on how I would donate to education. 

After all, Nelson Mandela once quoted that “education is the most powerful weapon which you can use to change the world.” No questions there.


Bitte

This has to be one of the words I have heard the most, and the most intriguing one because it means a lot of things. It could mean “please,” “you’re welcome,” “go ahead,” or “pardon.” I may have said this quite a bit in my online Spanish (A, III) class on Tuesday since we had a bit of technical difficulties. I got to have a much needed review about the weather, colors, types of clothes, and expressions by describing pictures.

Furthermore, I mentioned this a lot in my French (A2) class on Wednesday as it was in a
different center, VHS Unteres Remstal. In this class, I was with Conchi once again. We studied flowers and read a selection about a woman who made a business out of selling flowers on the street by the main square. Afterwards, we watched an animated video about a woman finding a field of flowers and discussed if giving flowers was common in our country. Despite this class being a bit tricky as I haven’t studied French in almost 7 years, I also enjoyed it. I had Carla Bruni’s “Quelqu’un m’a dit,” a song we discussed in class, stuck in my head like an earworm until the end of the trip.

Guten Morgen & Gute Nacht


After a series of intensive German classes, my schoolmates and I greeted each other “Guten Morgen” and “Gute Nacht” instead of our usual Spanish greetings. Had we stayed there for another week, we would have continued this and used more phrases, I kid you not.

I had German classes with Conchi and Laura. While I have never studied German, almost all of my classmates encouraged and helped me: lending me their books or explaining a few things in class that were confusing to me. It was such a warm group and my classmates came from different parts of the world. Some had been living in Germany for years, others months. The teachers (for grammar and for speaking) gently explained and corrected my pronunciation as I went along, trying to figure out which words stayed the same in the plural form and which ones changed in spelling. Throughout the week, I was able to learn how to introduce myself, my age, my birthday, where I’m from, and how long I’ve been living in Germany. I recall how some classmates stated they’ve been here for months or years, whereas Conchi and I meekly mentioned that we’ve been here for two days. It was an astonishing moment. Moreover, I learned basic and practical German words such as numbers, food, how to order, days of the week, months and seasons of the year, and parts of the house. Thank you, VHS.


I also like how my German teachers put a premium on pronunciation and told us that it is more important to learn how to enunciate correctly as this is useful in our everyday lives. I find this to be very important and something I can prioritize more in my own classes as an English teacher.


Mineralwasser (ohne Gas)

Above all else, I enjoyed eating at different restaurants and exploring the food and beverage choices of the city. On the first day, I had to learn how to buy a bottle of still water, as I learned that if you order water without saying this, they usually give it carbonated. We mostly had lunch around the city and I enjoyed getting to know my schoolmates from EOI. Since day 1, I remember being on the lookout for currywurst. We also went to Trollinger, a restaurant my Spanish B2 classmates recommended and it has to be one of the best restaurants I have ever been to in Germany.

I enjoyed people watching and observing how these people lived their lives. It is interesting to me how efficient they are by giving you your change at your table, eating while standing up, and how respectful they are in general, among other things. They enjoyed their cakes and tarts. They respected silence at night times and were strict with punctuality (which I appreciated, as well). There are a lot of bike lanes and green spaces. I also learned that people clean up their floors and segregate their trash and strictly follow the streetlights.

Danke Schön

I have gone to Frankfurt, Stuttgart, and Tübingen, places that I never thought I would ever go
to in my life. I have met people who had such different lives from mine and made friends who go to the same language school as me, but I have never seen them since the school year began. And I have learned much about multiculturalism, understanding, diversity, how languages affect how a person thinks (see: principle of linguistic relativity), how different languages may have different means of expressing the same thing, and how cultural and language exchange can be a means to get to know other people from different parts of the world and be an instrument of personal and professional growth and development. I will always be grateful that I have been given this incredible opportunity.


I have a strong feeling I’ll see you again. Thank you, Germany. You will forever be one of my favorite stories to tell.



Gabi, Spanish (B1) student at EOI Alcalá de Henares.

jueves, 12 de mayo de 2022

Estancia de observación profesional (“job shadowing”) en Lier (Bélgica) - Irene


En el marco del programa de movilidades Erasmus K-121, la escuela me dio la oportunidad de realizar un curso de formación en Lier (Bélgica) del 2 de mayo al 6 de mayo 2022. Mi programa incluía la asistencia a diferentes clases de idiomas (español, inglés y francés) que tenían lugar en el centro de enseñanzas KISP. 

KISP ofrece enseñanzas muy variadas: por una parte es un centro de enseñanza en el ámbito de las formaciones profesionales pero también ofrece clases de idiomas. Tiene sedes repartidas por toda Bélgica y a mi me tocó asistir a clases en dos sedes de Lier y una en Amberes. 
Llegué a Lier el domingo 1 de mayo desde el aeropuerto de Bruselas. Lo primero fue instalarme en mi pequeño apartamento y luego recorrer lo más importante de la ciudad. La verdad que fue fácil pues Lier es una ciudad pequeña y muy manejable para ir andando a todas partes. Descubrí esta pequeña joya poco conocida que se encuentra a mitad de camino entre Amberes y Bruselas. Quedé seducida al instante. Además de su un rico patrimonio, sus pequeños y poco masificados canales y la tranquilidad de sus calles, es un lugar ideal para pasar unos días solo o en familia. Si habéis estado en Brujas o Gante y os gustó, Lier os encantará. 

Día 1: Lunes 2 de mayo 
Mi primera clase de observación la realizo en el Centro Cultural de Lier, en pleno centro histórico. Se trata de una clase de español básico en horario de mañana. Me llama la atención que las clases de idiomas se realicen en un centro donde los idiomas se comparten con otras actividades culturales. Ariane, la profesora de español, me da la bienvenida y me presenta a sus alumnos. Es un grupo de 5 alumnos, todos ellos jubilados, que afrontan el reto de aprender español con mucho entusiasmo. Son muy disciplinados y están muy motivados. En su español algo rudimentario me hacen algunas preguntas. En la pausa del café todos quieren contarme por qué estudian español. La mayoría tienen una segunda residencia en nuestro país, ¡cómo no! 

Día 2: Martes 3 de mayo 
Clases de inglés en horario de tarde noche en la sede de Amberes. Aquí cambia totalmente el perfil del alumnado y también el propio centro. KISP comparte un edificio con un instituto de formación profesional. La profesora que me acoge, Line, me explica que aquí las clases de inglés forman parte de un programa de estudios que está dirigido a adultos que desean obtener el certificado de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria. El nivel de inglés que se imparte está entre un B1 y un B2. Line me comenta que es habitual utilizar el flamenco para explicar o traducir. Sin embargo, ese día propone hablar únicamente en inglés. Los alumnos se muestran algo reticentes al principio pero una vez hechas las presentaciones, todos nos relajamos un poco. Una de las actividades realizadas en esa sesión consistía en el visionado de un extracto de una película americana para posteriormente contestar a unas preguntas de comprensión auditiva. Todo muy parecido a lo que hacemos nosotros excepto que el extracto de la película no tenía subtítulos y duraba 20 minutos. Nadie parece extrañarse por este hecho así que sospecho que para los belgas -o al menos los de la región flamenca- hablar y entender inglés es mucho más habitual para ellos que para nosotros. 

Día 3: Miércoles 4 de mayo
Clases de español de nivel avanzado en el Centro Cultural de Lier, en horario de mañana. Pablo y sus alumnos me acogen con gran afecto y curiosidad. Siguiendo la sugerencia de Pablo, llego con algo de antelación al centro. Hay tiempo para tomarse un café y hacer las primeras presentaciones. El ambiente en todo momento es muy cordial y muy relajado. Ese día lo disfruté muy especialmente por el buen ambiente que se respiraba. Luego, además, Pablo y los suyos me tenían preparado un programa muy interesante y variado. Empezamos con una comida ligera en la terraza de un bar (¡como si estuviera en Madrid!). Más tarde dimos un paseo por el centro histórico de Lier durante el cual mis “guías turísticos” me mostraron rincones que desconocía de la ciudad. ¿Sabíais que Juana la Loca y Felipe el Hermoso se casaron en la iglesia de Lier? 

Día 4: Jueves 5 de mayo 
Clases de francés de nivel avanzado en el Instituto Técnico de Lier. El VTI, como le llaman ahí tiene alquiladas algunas aulas para impartir idiomas en horario de tarde noche. Llego pronto porque he quedado con Wendy en la sala de profesores. Aquí, además del habitual surtido de café y tés, me ofrecen chocolatinas -huevos de pascua-. Está claro que aquí el chocolate es el rey, te lo ofrecen en todas partes. Tengo una breve entrevista con Wendy que ha venido a traerme los documentos firmados. Enseguida llega mi anfitriona, Lieve, la cual me pone al día de lo que vamos a hacer en clase y cuál es la dinámica que va a seguir. Me pregunta acerca de mi trabajo en Alcalá y de los idiomas que impartimos en la escuela. Lo primero que le llama la atención es que el francés no sea la lengua más demandada. Me explica que en Bélgica, los 2 idiomas principales son el francés y el flamenco. Para los habitantes de Flandes el idioma natural es el flamenco pero si viajas hacia el sur, en la zona de Valonia, la lengua hablada es el francés. De ahí la necesidad apremiante de conocer los 2 idiomas. También me explica que no sigue un libro de texto porque los que están publicados no les gusta a los profesores de francés de KISP. En su lugar, los propios profesores de francés de ese nivel han ido elaborando su propio material. Lieve opina que, aunque es mucho trabajo para el profesor, compensa porque les da libertad para adaptar el material y tratar temas de actualidad. Entramos en el aula y de forma inmediata los alumnos recolocan sus pupitres en forma de herradura (en forma de “U”). De esta manera, todos los alumnos están mirando al profesor. Me quedo al fondo observando la clase. La clase se desarrolla enteramente en francés, excepto alguna aclaración puntual en flamenco. En las 4 clases a las que he asistido como observadora, he visto similitudes y también algunas diferencias en la manera de impartir las clases. En todas las clases, se realizan actividades en las 4 destrezas: escribir, leer, comprensión escrita y comprensión oral. Lo que cambia aquí es que hay muy poco trabajo en parejas o en grupo. La mayoría de las tareas son individuales. La interacción es principalmente profesor-alumno. Por último, en relación con la elaboración de material propio para la escuela, me parece una buena idea para aquellos casos en que no existan libros de texto adecuados en el mercado. Es verdad que la oferta de libros de texto para la enseñanza del inglés es bastante amplia y en eso, como profesora de inglés, tengo suerte. Hay donde elegir. Pero en los demás idiomas (francés y español) lo que me han transmitido los profesores es que hay poca variedad y lo que hay disponible a veces no convence.

Irene, docente de Inglés

miércoles, 11 de mayo de 2022

Movilidad a Stuttgart Volkshochschule): María

 


Entre los días 1 y 7 de mayo tuvo lugar la movilidad Erasmus+ de un total de 7 alumnos y un profesor de la EOI de Alcalá de Henares a la Volkshochschule (VHS) de Stuttgart. Se trata de una escuela de adultos que ofrece una gran cantidad de cursos no sólo de idiomas sino también clases de cocina, baile, deporte, etc. A continuación, hago una breve recopilación de mi semana: 

Domingo, 1 de mayo 
El domingo nos reunimos todos en el aeropuerto de Barajas para coger el avión a las 8:30 y aterrizar en Frankfurt sobre las 11:30. De ahí tomamos un tren a las 13:30 que nos dejaba una hora después en la estación central de Stuttgart. Una vez en la ciudad, conseguimos localizar el Hostal donde nos hospedamos toda la semana. Después de dejar las maletas, paseamos un poco por el centro de la ciudad y nos sentamos en un restaurante para comer algo (o más bien cenar) sobre las 17:00. Después de pasear un poco decidimos volver al hostal para descansar y prepararnos para el día siguiente, que tendríamos que reunirnos con la coordinadora de la VHS.

Lunes, 2 de mayo 
A primera hora de la mañana nos reunimos con Andrea en la VHS -la coordinadora de la movilidad por la parte de Stuttgart- para que nos explicase la organización de las clases y nos enseñase la escuela. Posteriormente, hicimos con ella un recorrido por las zonas más emblemáticas de la ciudad. Empezamos por los palacios antiguo y nuevo de Stuttgart (Altes Schloss y Neues Schloss), seguimos por el Parlamento (Landtag von Baden-Württemberg) y el Teatro Nacional (Staatstheater Stuttgart) y, pasando por la estación de tren principal, acabamos en la Biblioteca municipal (Stadtbibliothek) en la que entramos y pudimos subir a la última planta para disfrutar de las vistas de la ciudad. Esa misma tarde, después de comer, asistí a mi primera clase en la VHS junto con mis compañeras Leonor y Conchi. Fue una clase de conversación en inglés (B2/C1) muy divertida y dinámica en la que acabamos comparando las culturas alemana y española. Seguidamente, tuve con mi compañera Laura una clase de chino A1, en la que aprendimos a presentarnos. 

Martes, 3 de mayo 
El martes todos tuvimos nuestras primeras clases de alemán. Mi compañero Zaki y yo fuimos a clase de A2, de 09:00 a 13:00, que justamente se iniciaba ese día. Estas clases se imparten para inmigrantes que quieran aprender rápidamente el idioma del país, por lo que estuvimos con árabes, mejicanos, ucranianos, coreanos, etc. Ese mismo día, después de comer, tuvimos clase de español. Como se trataba de un nivel B1/B2 de español, los alumnos aprovecharon para presentarse, hacernos preguntas e interactuar bastante con nosotros. Después de la clase fuimos al Hostal donde estaban el resto de compañeros con sus respectivas clases online. Una vez acabadas, aprovechamos para cenar todos juntos. 

Miércoles, 4 de mayo 
De nuevo, de 9:00 a 13:00 tuvimos clase de alemán y después tuve la tarde libre con mi compañera Laura. Primero estuvimos con Gustavo, Gabi y Conchi, que por la tarde tenían que coger un tren para su clase de francés en el centro VHS de Remstal, así que aprovechamos para hacer una comida ligera e ir a tomar el típico Kaffee und Kuchen, así como pasear por la ciudad. Después de acompañar a las chicas a la estación de tren y de que Gustavo se fuese a una reunión con Andrea, Laura y yo fuimos a la plaza del palacio (Schlossplatz) para ver algunos de los cortos animados que proyectaban por el festival internacional de cine de animación (ITFS) y probar diferentes dulces y snacks alemanes que no podemos conseguir fácilmente en España. 

Jueves, 5 de mayo 
Este día habíamos quedado con Andrea a las 12:30 para hacer una visita a los viñedos del norte de Stuttgart y a la Grabkapelle. A pesar de la lluvia, pudimos pasear y disfrutar de las vistas de la zona. Después de ello, fuimos al Museo de Mercedes, donde pasamos casi toda la tarde. En el camino de vuelta, decidimos cenar en alguno de los restaurantes alemanes de Stuttgart que los alumnos de las clases de español nos recomendaron. Sobre las siete de la tarde aquellos compañeros que tenían clases volvieron a la escuela y el resto nos quedamos paseando por la ciudad en el camino de vuelta al Hostal. 

Viernes, 6 de mayo 
El viernes fue el día libre de clases para todos, ya que, en mi caso, los cursos intensivos de alemán se imparten de lunes a jueves. Así que a las 10 de la mañana cogimos un tren regional (S-Bahn) para ir a visitar Tübingen. Es un pueblo muy pintoresco, localizado a una hora aproximadamente en tren de Stuttgart. Según llegamos aprovechamos para ir a ver el mercado que está todos los viernes en el centro del pueblo y después fuimos a desayunar los típicos Pretzel, rellenos de frutas o verduras, con unos cafés. A continuación, visitamos el castillo de la ciudad que se encuentra en la parte más alta, por lo que tuvimos que subir cuestas bastante inclinadas. Igualmente recorrimos los parques de la zona, muy densos y verdes, y acabamos la visita en un Biergarten. A la vuelta en Stuttgart nos reunimos con los compañeros que no habían ido a Tübingen y pasamos el resto de la tarde juntos antes de cenar, haciendo valoración de la semana que habíamos pasado y disfrutado. 
Sábado, 7 de mayo 
El día de nuestro vuelo de vuelta a España, aprovechamos para ir a visitar Frankfurt por la mañana temprano. Una vez en la gran ciudad, pasamos por los grandes edificios del distrito financiero y fuimos hacia el río, donde encontramos un mercadillo de segunda mano muy pintoresco. Desde ahí nos dirigimos al centro, visitando la antigua iglesia de San Nicolás y el icónico ayuntamiento Frankfurter Römer. Fue un día de mucho calor y la ciudad estaba abarrotada, así que poco después decidimos ir a comer para refrescarnos un poco. Sobre las 19:00 volvimos a la estación de tren para coger nuestras maletas e ir en un tren regional hasta el aeropuerto de vuelta a España. A modo de recopilación, puedo decir que estoy encantada con la experiencia. He disfrutado mucho del viaje, de mis compañeros -a los que conocí el primer día en el aeropuerto- y de conocer a la gente de la VHS. Además, la organización de todo el viaje ha sido muy conveniente, ya que se ha estructurado todo de tal manera que podemos asistir a clases y disfrutar de tiempo libre para visitar tanto Stuttgart como ciudades o pueblos de los alrededores. Repetiría sin dudarlo y animo a cualquiera que pueda estar interesado a participar en este tipo de movilidades.

María, alumna de inglés y alemán.

miércoles, 27 de abril de 2022

MOVILIDAD A HELSINKI PARA EL CURSO DE FORMACIÓN “TEACHING LANGUAGES, CULTURE OR BOTH?: INMA COTILLO



Del 21 al 26 de marzo, la Escuela Oficial de Idiomas de Alcalá de Henares me brindó la gran oportunidad de disfrutar de una movilidad a la ciudad de Helsinki, dentro del programa de acreditación Erasmus +. Ésta consistía en la realización de un curso llamado “Teaching Languages, Culture or Both? impartido por la academia de profesores “Europass”. 
El día anterior al comienzo del curso, aterricé en esta pequeña pero a la vez hermosa ciudad. Helsinki tiene alrededor de 600.000 habitantes, aunque unidos a otros municipios pertenecientes a su área metropolitana, su población asciende a 1,4 millones en total. Por esta razón, comparada con otras capitales europeas, quizá sea una ciudad mucho más tranquila y menos bulliciosa de lo que se espera. 

El finés y el sueco son las dos lenguas oficiales, estando presentes desde en el nombre de sus calles hasta en la enseñanza bilingüe de sus escuelas. Esto se debe a que Finlandia estuvo bajo la influencia de Suecia durante muchísimos años, manteniéndose todavía latente en muchas familias y barrios de la ciudad. Quizá un poco menos reseñable aunque también todavía bastante apreciable en diferentes edificios y zonas de la ciudad, sean los restos del dominio ruso en diferentes épocas de su historia. 

Día 1 
Mi curso comenzó la mañana del día 21 con una primera jornada de presentación, tanto de la formación en sí, como de los alumnos que formábamos parte de él. Los asistentes al curso fuimos trece alumnos pertenecientes a diferentes nacionalidades y áreas de docencia: tres profesores españoles de secundaria, de los cuales dos eran profesores de inglés y un profesor de geografía e historia en un instituto bilingüe; tres profesoras portuguesas impartiendo su propia lengua en un centro de extranjeros y por último, la parte más exótica del curso la formaban 6 profesoras provenientes de la Isla Reunión (Francia) impartiendo clases en un colegio de primaria para niños con bajos recursos. Nuestra profesora, Irena, era de nacionalidad albanesa aunque llevaba residiendo varios años en Helsinki. 

Creo que esta diversidad cultural enriqueció nuestra experiencia, especialmente en un curso enfocado principalmente a ella. Aparte de las presentaciones y las típicas “team building activities”, en este primer día conocimos un poco más de la cultura finlandesa y como no, del tan afamado sistema educativo finlandés. Supimos de aspectos tan curiosos como que a final de curso los padres no reciben las notas de sus hijos, sino que solamente se les hace llegar una especie de registro con las destrezas que han alcanzado o que los alumnos realizan la mayoría de sus actividades al aire libre, independientemente de la temperatura que haga en el exterior (a veces incluso a 15 grados bajo cero). 

Para finalizar la sesión, reflexionamos sobre el concepto de cultura y a qué llamamos cultura. Nuestra profesora planteó la distinción entre lo que conocemos como “Big C culture” and “Small C culture”. La cultura con “c” mayúscula se refiere al arte, la música, la historia, la literatura, etc., relacionadas con esa lengua y en la cultura con “c” minúscula estarían incluidas las tradiciones, las costumbres, los hábitos, el comportamiento de los hablantes de ese idioma, en definitiva. Tengo que confesar que cuando comencé el curso, solo tenía la visión de cultura desde el punto de vista de la “C” mayúscula, no era consciente de la importancia de la “c” minúscula. 

 Este curso realmente me ha ayudado a darme cuenta de que la competencia cultural debe ser parte imprescindible de los objetivos programados y los contenidos que impartimos en el aula. Podemos comparar la cultura como un iceberg en el que el idioma, la ropa, los objetos, los comportamientos formen la parte visible y los hábitos, tradiciones, pensamientos, percepciones, valores sean la parte no visible. 

Día 2 
En el segundo día, los alumnos participamos en una visita guiada por la ciudad. Nuestro guía, Richard, es un inglés casado con una finlandesa con más de veinte años viviendo en la ciudad. No solo nos mostró los lugares más interesantes desde el punto de vista artístico o histórico, sino que tuvimos la oportunidad de preguntarle aspectos más específicos de la vida y del carácter finlandés: curiosidades como que Finlandia tiene un servicio militar obligatorio, siendo un país que no pertenece a la OTAN o que por ejemplo, tiene un alto número de alcohólicos, protegidos por el gobierno con programas de desintoxicación, prestación y hasta el alquiler de una vivienda gratuita. Por la tarde, volvimos a nuestro aula para seguir profundizando en las características del aprendizaje de una cultura. Debe ser un proceso de interpretación dentro de un aprendizaje constructivo, que dé forma a las actitudes del alumno. 

Consideramos la cultura como una quinta destreza y como debe estar integrada de forma transversal en las otras cuatro restantes. Trabajamos el concepto de “estereotipo”, viendo un video en YouTube llamado “Cross Cultural Communication” de Pellegrino Riccardi. No solo recomiendo su visión por ser un divertido conferenciante sino porque también te hace reflexionar acerca de este concepto. Como conclusión, en grupo estudiamos “critical incidents on cross-cultural communication”, es decir, todas aquellas situaciones en las que surge un conflicto debido a que se mezclan diferentes comportamientos desde el punto de vista cultural. 

 Día 3 
Esta sesión estuvo dedicada a los objetivos y principios para enseñar una cultura y como, en esa andadura, podemos encontrar problemas como el tiempo (debido a que muchas veces tenemos un apretado currículo), el miedo del profesor a no poseer suficiente conocimiento o simplemente una actitud negativa por parte del alumno. Nuestra profesora nos planteó diferentes técnicas y actividades para hacer del aula el sitio idóneo para este tipo de aprendizaje. 

Podría mencionar un par de ellas: desde la más simple, conocida como “culture aside”, en ella el profesor simplemente hace un aparte dentro de la clase, para hacer un breve comentario informal y explicar este aspecto cultural. Otras pueden ser más elaboradas como crear una “isla cultural” dentro del aula con materiales auténticos (posters, mapas, realia, etc) incluso hablantes nativos que el profesor conozca y así crear una presencia visual y tangible de la otra cultura. Acabamos la sesión con actividades prácticas para examinar patrones del día a día y el comportamiento cultural. Aquí la profesora planteó analizar el concepto del tiempo y la puntualidad que tan diverso es en diferentes culturas, así como un ejercicio práctico sobre el concepto de vida privada y vida pública, es decir, qué aspectos de tu vida pueden ser públicos o privados en las diferentes culturas de los alumnos que formábamos parte del curso. 

Día 4 
Esta jornada estuvo dedicada a la competencia intercultural. Nuestra profesora explicó dos modelos diferentes: el modelo de Deardorff y el modelo de Hofstede. Como ejemplo paso a describir el primero de ellos. El modelo que plantea Darla Deardorff está basado en cinco elementos o pasos : actitud (respeto, apertura, curiosidad y descubrimiento hacia esa cultura), conocimiento, destrezas (escuchar, observar y evaluar para analizar, interpretar y relacionar los elementos culturales), resultado interno (adaptabilidad, flexibilidad y empatía) y por último, resultado externo (comunicación efectiva y apropiada) A partir de ahí, llegamos hasta el concepto de “choque cultural” y conocimos diferentes herramientas para abordarlo estudiando “critical incidents”. De aquí podría mencionar la técnica del Radar con los siguientes pasos: 1º reconocer la dimensión cultural, 2º analizar el malentendido, 3º decidir qué opciones están disponibles, 4º actuar sobre la mejor opción y 5º revisar lo que ha sucedido. 

Día 5 
El último día del curso estuvo dedicado a los materiales y recursos que podemos emplear para enseñar la cultura asociada a determinada lengua: textos de diversos tipos, ya sean creados por el propio profesor, auténticos o semi-auténticos (adaptados al nivel del alumno), vídeos, películas, canciones, podcasts, aplicaciones, etc. Este mismo día se hizo la entrega de diplomas y la despedida de todos sus participantes. Como conclusión, me gustaría señalar que para mí este curso ha significado una nueva perspectiva a la hora de enfocar mis clases, creando consciencia de la importancia de la enseñanza de la cultura como parte intrínseca del aprendizaje de las lenguas. Me gustaría finalizar con una frase que la profesora mostró en la pizarra con el objetivo de hacernos reflexionar sobre esto último: “The person who learns a language without learning culture risks becoming a fluent fool” (La persona que aprende una lengua sin aprender su cultura se arriesga a ser un tonto con fluidez). 

 Inma Cotillo, EOI de Alcalá de Henares

jueves, 7 de abril de 2022

Movilidad de alumnos a Gante: Yolanda


Domingo 20 de marzo 

El domingo por la mañana quedamos en el aeropuerto de Madrid para realizar juntos el cheking y partir juntos desde allí. Una vez que aterrizamos en Bruselas cogimos las maletas y fuimos a nuestro hotel, el “Hotel Den Briel”, en un transfer que habíamos contratado previamente en España. Nuestro plan inicial era dejar las maletas y realizar luego una pequeña excursión, pero finalmente fuimos a buscar un sitio para comer, en este caso un restaurante indio. Nos llamó mucho la atención la gran variedad de restaurantes temáticos de diferentes países, como italianos, indios, chinos… Tras comer, volvimos al hotel dando un paseo, pasando antes por un supermercado para comprar cosas para desayunar estos días, y deshicimos las maletas. Más tarde, nos reunimos todos en la habitación que compartíamos Jarlyn y yo para organizar un poco entre todos el cronograma del viaje en nuestros ratos libres. Al finalizar esta reunión, salimos a cenar. Esta vez fuimos a un restaurante turco, donde probamos, entre otras cosas, las pizzas turcas. Al acabar, volvimos al hotel a descansar para ir con ganas a la clase del día siguiente.

Lunes 21 de Marzo

El lunes nos levantamos pronto para ir caminando a la escuela KISP más cercana a nuestro hotel. Allí nos recibieron en una clase de neerlandés donde, a pesar de ser bastante complicado, conseguimos entender palabras sueltas gracias a que nuestra compañera Rosabel sabía alemán. Una vez salimos de clase fuimos a la universidad de Coupure a comer, donde tenían platos muy variados y económicos, de cocina casera con opciones vegetarianas. Al finalizar, Anastasiia, la profesora de español y ruso, nos recogió en coche y nos llevó a la escuela KISP de Lochristi. Allí estuvimos respondiendo varias preguntas que tenían los alumnos para nosotros y, posteriormente, les expusimos unas presentaciones sobre costumbres, comida e historia de España, Perú y Venezuela. Los alumnos, a modo de agradecimiento, nos obsequiaron con las famosas 'narices de Gante', un dulce típico del lugar.

Al acabar la clase, Anastasiia nos volvió a dejar en Gante central, y allí decidimos hacer un poco de turismo por nuestra cuenta para aprovechar el final de la tarde. Para acabar el día, fuimos a cenar a un sitio especialista de patatas fritas con 2 estrellas Michelín. Era un sitio muy famoso pues las patatas tenían doble fritura, y podías elegir el acompañamiento de estas, bien salsas o bien queso, carne… Al acabar de cenar fuimos al hotel a descansar para abordar un nuevo día con fuerza. Este día, al movernos más por la ciudad, pudimos sorprendernos con más cosas de la cultura, como los horarios de las comidas, muy diferentes a los españoles, o los medios de transporte, primando la bicicleta frente a cualquier otro medio, incluso teniendo preferencia en las aceras antes que los peatones.

Martes 22 de Marzo

El martes comenzó mi día con clase de francés con Nerea y Jarlyn. La profesora de francés nos recogió en la estación y nos llevó hasta otra escuela de Lochristi. Gracias a que contamos las tres con un alto nivel de francés, pudimos seguir la clase perfectamente e interaccionar muy bien con los alumnos. Esta clase nos sorprendió por los pocos alumnos que había, a diferencia de las otras clases a las que habíamos asistido y de las clases de la escuela de idiomas de Alcalá. Hicimos una actividad muy divertida en la que tuvimos que averiguar de donde eran las personas que hablaban en un audio según el acento que tenían. Al acabar la clase, visitamos una escuela situada al lado de la escuela, y posteriormente la profesora nos llevó a la universidad de Coupure, donde volvimos a comer pues nos había gustado mucho el día anterior. Al finalizar, nos reunimos con David y Rosabel e hicimos un tour en barco los cinco. El tour estaba impartido en inglés y francés, pero el micrófono dificultaba el entendimiento. Nos dieron un papel en español donde se detallaba la historia de los edificios que nos presentaban. Al acabar el tour, David y yo nos fuimos paseando hacia la estación, aprovechando para parar de vez en cuando a hacer fotografías de los pequeños rincones con encanto. Rosabel y Nerea se quedaron por el centro de Gante haciendo turismo y Jarlyn volvió al hotel a descansar. Llegamos a la estación donde habíamos quedado con Rosabel, Nerea y Anastasiia para ir a la escuela de Zelzate. Antes de llegar, Anastasiia nos llevó a Holanda, pues Zelzate hace frontera con este otro país. Visitamos un pueblo de la frontera de manera muy breve y Anastasiia nos estuvo contando las características de las casas de allí. Después de esta parada express fuimos a la Zelzate y allí nos dividimos. Rosabel fue a clase de alemán y Nerea, David y yo nos quedamos con Anastasiia en clase de ruso. Los alumnos nos habían preparado una clase de iniciación, pues nosotros no sabíamos nada de ruso, y nos explicaron el abecedario y algunas palabras, además de aprender a presentarnos. En el descanso, Anastasiia nos enseñó otras clases que se impartían en esa escuela como cocina, fotografía o podología, y nos quedamos maravillados. Al acabar la clase, volvimos a Gante con Tim, el profesor de inglés, y fuimos directamente a dormir al hotel.

Miércoles 23 de Marzo

El miércoles comenzamos el día realizando una visita a Brujas. Para esto, tuvimos que coger el tren en la estación. El viaje no fue demasiado largo, y una vez allí, visitamos el sitio por nuestra cuenta todos juntos, mientras hacíamos fotos en los lugares más llamativos. A la hora de comer, fuimos al centro donde vimos un mercado enorme y, cerca de ahí, una carrera de bicis. Nos dividimos, y Jarlyn y yo fuimos a comer a un McDonalds. Tras acabar de comer decidimos probar todos juntos los típicos wafles del lugar con chocolate belga, en un puesto bastante reconocido. Después, visitamos de nuevo algunos sitios y tiendas, sobre todo de chocolates, y volvimos a Gante pues algunos alumnos tenían clase. Nerea y yo volvimos al hotel para descansar.

Jueves 24 de Marzo

El jueves me levanté pronto y aproveché para dar un paseo sola por el centro. Además, hice una videollamada con mis amigos de la universidad para poder enseñarles los edificios más impresionantes del centro de Gante. Más tarde me encontré con Nerea y Jarlyn en la torre de Belfort, donde nos habíamos apuntado para comenzar un tour por el centro de Gante.


Aprendimos un montón de cosas sobre la historia de Gante y sus edificios históricos. Al finalizar el tour, Jarlyn y yo decidimos hacer caso a la recomendación que nos había hecho el guía y comimos unas patatas fritas con estofado típicas del lugar junto con una cerveza Tongerlo, nombrada la mejor cerveza del mundo. Al acabar de comer, quedamos con David, Rosabel, Nerea y Vero para subir a lo alto de la Torre de Belfort, donde pudimos ver diferentes campanas situadas en los pisos De la Torre, y las hermosas vistas que había desde su punto más alto. Al terminar, Nerea y yo decidimos realizar la ruta de la moneda, y posteriormente fuimos a comer un wafle con chocolate belga. Al acabar, volví al hotel para cambiarme de ropa y prepararme para salir más tarde. Cuando estuvimos listas, salimos hacia el centro de Gante, donde habíamos quedado con los alumnos de español de Anastasiia, que nos iban a realizar un tour por la ciudad. Aprendimos mucho de ellos, y nos sorprendió mucho que contábamos con la presencia del hijo de uno de los jóvenes que participaron en la famosa toma del castillo de Gravesteen. Al acabar, fuimos a tomar algo con ellos para cerrar la jornada.

Viernes 25 de Marzo

El viernes empezamos con una clase de español en la escuela de Deinze, a la cual nos llevaron Laurent, el profesor, y Carlos, un alumno, en coche. Al llegar nos presentamos entre todos y hablamos un poco. Más tarde expusimos las presentaciones sobre España, Perú y Venezuela y, en el descanso, tomamos una pequeña merienda que nos habían traído. Al acabar la clase nos hicimos unas fotos en el precioso jardín que tenían en aquella escuela y nos acercaron, Carlos y Laurent, de nuevo a Gante. Allí cogimos el tren para ir a Amberes, ciudad bastante grande en la que encontré un parecido a Madrid. Por otra parte, la estación de trenes era preciosa. Al llegar nos dividimos para comer, y Jarlyn y yo fuimos a Quick, una franquicia belga de hamburguesas, bastante mejor que las típicas conocidas en España con Burguer King. Al acabar, nos reunimos todos y comenzamos un tour en español sobre Amberes. Es cierto que aprendimos mucho, pero fue algo pesado. Al terminar, Ana, Jarlyn, Vero y yo fuimos a cenar por allí, patatas fritas obviamente, y al terminar volvimos en tren a Gante y cogimos un tranvía hasta el hotel.

Sábado 26 de Marzo

Al ser el último día, madrugamos para aprovecharlo. Decidimos pasarlo en Bruselas para conocer la capital del país, asi que dejamos las maletas en la estación de Bruselas comenzamos a pasear. Como Vero y Ana ya habían estado, nos estuvieron contando datos curiosos de la ciudad, mientras seguíamos la ruta del comic. Después de un rato decidimos parar a comer en un sitio con bastante variedad de comida. Pedí un wrap de pollo y me sorprendí mucho al ver que las patatas fritas estaban dentro del propio wrap y no como acompañamiento a un lado del plato, como es costumbre en España. Al terminar de comer, como no podía ser de otra manera, visitamos el famoso Manneken Pis, así como la Jeanneke Pis y el Zinneke Pis. Posteriormente fuimos al Bar Delirium, bastante famoso en el lugar y con una decoración espectacular. Más tarde visitamos las Galerías Reales, donde nos detuvimos a escuchar a un cantante callejero. A continuación nos dirigimos a la estación, donde recogimos nuestras maletas y montamos en el tren que nos llevaba hasta el aeropuerto. Una vez allí, después del chek-in y los controles, tomamos el avión de vuelta a España. La experiencia había terminado.



lunes, 4 de abril de 2022

Movilidad de alumnos a Gante: Jarlyn

 

Domingo 20 de marzo 
El domingo 20 de marzo salió nuestro vuelo a las 8:30 de la mañana de Madrid. Llegamos sobre las 11 de la mañana a Bruselas. Desde aquí teníamos que coger el transfer hasta Gante. Lo primero que me llamó la atención fue que nadie llevaba mascarilla en interiores y fue fácil adaptarnos a esta ‘libertad’. Gante está a una hora de Bruselas y cuando llegamos al hotel no pudimos hacer el checking, por lo que decidimos dejar las maletas e ir a buscar algo de comer. Al ser domingo había muchos establecimientos cerrados. Comimos en un restaurante tailandés que personalmente no me gustó mucho porque picaba. Luego de comer dimos un paseo por Gante y comí unas patatas fritas muy típicas de la zona. Luego de dar un paseo, nos fuimos al hotel a descansar. 
Lunes 21 de marzo 
Teníamos clase de neerlandés a las 9 de la mañana y pudimos ir andando, ya que solo estaba a 20 minutos del hotel. La verdad que fue un idioma muy complicado sobre todo para los que no teníamos ni idea de alemán, ya que se parecían mucho. A pesar de esto conseguimos aprender alguna palabra suelta. La clase duró hasta las 12. Una cosa curiosa de Bélgica es que comen y cenan muy pronto. Entonces tuvimos que comer a las 12 en la Universidad. Tenían un menú bastante variado y para todos los gustos. Luego de comer Anastasia vino a recogernos para llevarnos a clase de español. Personalmente fue mi clase favorita, la gente era muy amable, habían preparado preguntas sobre España y nos regalaron narices de Gante (un dulce muy típico). Nosotros les hicimos presentaciones sobre España, Perú y Venezuela. La tarde se pasó muy rápido y fue muy entretenida. Cuando volvimos a Gante cenamos en un restaurante muy famoso de patatas fritas, ya que se freían dos veces. 
Martes 22 de marzo 
Por la mañana Nerea, Yolanda y yo teníamos clase de francés. La profesora fue muy agradable y vino a recogernos a Gante. En clase de francés hicimos actividades como si fuéramos unos alumnos más. Leímos a cerca de como el ingles había afectado al francés y las distintas palabras que se habían adoptado. También estuvimos haciendo escuchas en las que había que adivinar de que país eran las personas que hablaban; fue muy curioso escuchar el acento que decían que teníamos los españoles. Luego volvimos a Gante y comimos en la Universidad para luego encontrarnos con los demás compañeros y dar un paseo en barco por los canales de Gante. Al acabar el paseo mis compañeros tenían clase de ruso, entonces decidí dar un paseo de vuelta al hotel y parar a comprar algunos souvenirs.
Miércoles 23 de marzo 
Esta mañana madrugamos para visitar Brujas. Brujas es una ciudad pequeña pero preciosa. Había muchos turistas, paramos en una tienda local de souvenirs en la que compramos algunos y conocimos a un perro muy bonito. Caminos por las calles de Brujas y nos hicimos muchas fotos. También probamos los famosos gofres de brujas con chocolate belga. Tuvimos que volver pronto porque Verónica, Rosabel y yo teníamos clase de inglés. La clase de ingles fue muy didáctica. Interactuábamos todo el tiempo con los demás alumnos. Personalmente al principio me costó entenderles ya que había distintos acentos, pero en cuanto estuve hablando con ellos pudimos comunicarnos. Salimos tarde de clase y nos fuimos a descansar al hotel.
Jueves 24 de marzo 
Este día era el único que podía dormir un poco más de lo normal y aproveche para dormir, pero a las 11 de la mañana Nerea, Yolanda y yo decidimos hacer un tour por Gante, ya que los demás lo habían hecho y lo recomendaban. Aprendimos mucho de historia, nos hablaron de Carlos I de España y V de Alemania, como llegó a España, como se creó Gante, la historia detrás de las distintas iglesias. Algo que me llamó la atención fue que las iglesias no solo se usan con un fin religioso, si no que había iglesias en las que se hacían conciertos, mercados, exposiciones, etc. Durante el tour nos recomendaron un puesto de patatas fritas con estofado de carne encima, y un bar que tenia la mejor cerveza del mundo. Decidimos comer ahí, personalmente no me gusta la cerveza en general, pero probé la cerveza y para mi gusto sabía muy fuerte. Luego de comer subimos a la torre de Belfort y vimos todo Gante. Me impresionó bastante la altura, pero las vistas eran preciosas. Luego tuvimos el tour con los alumnos de Anastasia, prepararon exposiciones sobre los distintos monumentos de Gante. Conocimos al nieto de un estudiante que invadió el castillo de Gante. Después del tour, nos invitaron a tomar unas cervezas y nos quedamos con ellos hablando de nuestras costumbres. 
Viernes 25 de marzo 
A las 9 de la mañana tuvimos clase de español donde volvimos a hacer las presentaciones sobre España, Perú y Venezuela. Los alumnos eran muy agradables, nos trajeron tarta de frutas y bebida. Hablamos mucho con ellos y pudimos conocerlos mejor. Tras la clase decidimos ir a conocer Amberes. Tardamos más de una hora en llegar así que llegamos sobre la hora de comer. Yolanda y yo decidimos comer en el ‘QUICK’ que es una especie de McDonald pero belga. Estaba buenísimo y era bastante económico. Luego decimos hacer un tour por Amberes. Nos contaron la historia de la iglesia, edificios, plaza, etc. Lo que más me llamó la atención fue la cantidad de judíos que pudimos ver por la calle. Cenamos en un bar de Amberes y volvimos al hotel a descansar. Sábado 26 de marzo Dejamos el hotel pronto ya que queríamos conocer Bruselas. Dejamos nuestras maletas en la consigna para ir mas cómodos por la ciudad. No teníamos mucho tiempo así que conocimos el centro de la ciudad, vimos una parte de la ruta del comic, el manneken pis, la jeanneke pis y el zinneke pis. Antes de irnos, paramos en un bar muy famoso llamado Delirium. Después nos fuimos a recoger las maletas y cogimos un tren hasta el aeropuerto.

Jarlyn R. alumna de inglés y francés



Movilidad de alumnos a Gante: David


Domingo 20 de Marzo: 

Mi experiencia ha sido inolvidable, desde el inicio a fin. Gante es una ciudad hermosa, llena de color, mucha vida de adolescentes ya que es una Ciudad Universitaria, llena de diversidad y famosa por sus monumentos medievales. El primer día decidimos recorrer sus calles, donde pudimos observar el Canal Reep con casas en ambos lados que se reflejan en el agua y que la mayoría de los Ganteses usan las bicicletas como medio de transporte. También cuenta con mucha variedad de comida, por eso decidimos comer en un restaurante indio y luego en un restaurante turco donde pude probar la pizza turca y berenjenas con calabacín cubiertos de yogurt. 



Lunes 21 de Marzo: 

Y mientras los días pasaban íbamos conociendo más de Gante de sus costumbres, paisajes y cultura. Por cierto Bélgica cuenta con tres idiomas oficiales que son el Neerlandés, Alemán y el Francés. El día Lunes empezamos a ver clases de Neerlandés y nos enseñaron los pronombres, algunas palabras y frases sencillas. Por ejemplo la siguiente frase: Dag…! Hoe is`t? Que significa, como estas? También estuvimos compartiendo con los alumnos que estudian Español, aclarándoles dudas, sus curiosidades de España y respondiendo sus preguntas. Luego decidimos conocer más del centro de Gante, como el Río de Leie, El Stadhuis Gent (El ayuntamiento) y culminamos el día probando una de las comidas típicas como son las patatas, muy ricas y las puedes combinar con distintas cosas. 



 Martes 22 de Marzo 

Gante también es conocida como la ciudad de las tres torres: La torre de la iglesia de San Nicolas, La Torre Belfort y La Torre de la catedral de San Babón. Es por eso que el tercer día mi compañera Rosabel y yo decidimos hacer un tour por Gante para así conocer más de su historia. Luego nos reunimos con el resto de mis compañeras para ir a dar un paseo en barco y desde el muelle Glaslei que es el centro histórico de la Ciudad, es un puerto medieval, cultural, turístico con una alta de terrazas y edificios históricos como lo es el Castillo Gravensteen. Por último culminamos el día en clase de ruso, donde los mismos alumnos nos las dieron y nos explicaron pero antes la profesora Anastassia nos dio un paseo de 5 minutos por un pueblo llamado Westdorpe que pertenece a la frontera con Holanda, fue muy emocionante. 

 Miércoles 23 de Marzo 

El 4to día decidimos conocer Brujas, es imprescindible ir a Bélgica y conocerla. Está compuesta de casas de ladrillos rojos y marrones, puentes de piedra, canales, mucho olor a chocolate. Es una población hermosa, es un destino medieval, conocimos el Minnewater que es el lago del amor de Brujas, es un lugar muy romántico donde está alrededor de cisnes y barcos. También conocimos La Plaza Mayor conocida como la Grote Markt, es el centro y el corazón de Brujas, una plaza rodeada de edificios preciosos y donde los miércoles es el día del mercado. Pudimos observar desde afuera el Campanario de Brujas, llamado El Belfort, es Patrimonio Mundial por Unesco desde 1999 y por ultimo decidimos culminar el día probando un gofre también conocido como waffle, súper delicioso. 



 Jueves 24 de Marzo

 Decidimos conocer La Torre en Gante, llamada Belfort van Gent, este campanario está en pleno corazón de Gante y es imponente con sus más 90 metros, es una de las torres medievales que dominan el casco antiguo y que te regala una vista hermosa. Luego decidí comerme un helado y sentarme en el muelle del río y de Graslei de Leie para seguir disfrutando de la vista hermosa que Gante regala porque es una ciudad que refleja mucha elegancia magia paz y amor. Al finalizar tuvimos un tour por los estudiantes donde nos enseñaron más del centro de Gante, uno de esos lugares fue el gran Cañón, es uno de los monumentos más curiosos, pesa 12.500 Kg y se realizo en el siglo XV, lo más curioso es que no se ha disparado nunca de ese cañón. 



Viernes 25 de Marzo 

Ese día tuvimos acompañados de otros alumnos que también estudian Español y nos obsequiaron pastel y un dulce muy común, llamados Narices de Gante o Cuberdons. Al finalizar la clase, decidimos ir a Amberes, otra ciudad de Bélgica que queda alrededor de 1 hora de Gante, conocimos su estación central,  Antwerpen en Neerlandés, también conocida por sus Diamantes y su arquitectura. Realizamos un tour aproximadamente de 2 horas, estuvimos recorriendo el centro y conocimos La Plaza Mayor, La Catedral de Nuestra Señora, también la estatua de Nello y su perro Petrasche y muchísimo rincones más de Amberes. 



Sábado 26 de Marzo 

Antes de irnos al Aeropuerto decimos culminar nuestro viaje en Bruselas, así recorrimos otra ciudad de Bélgica, conocimos una parte de la ruta del comic, ver a la Jeanneke Pis y Zinneke Pis. Por último nos fuimos al aeropuerto. Fue una experiencia hermosa que una y otra vez la volvería a repetir.


David M. alumno de alemán